Nuestra huella digital en internet no se limita a las conocidas cookies, cada vez se recopilan más datos para que las páginas y plataformas puedan identificar el usuario y qué perfil de consumidor tiene.
La recolección de la información utiliza varias técnicas y el recabado puede ser tan extenso que el usuario esté inequívocamente identificado.

Según el informe de la AEPD sobre huella digital: «Contrariamente a lo que pueda pensar, el perfilado no se limita a recopilar y analizar los hábitos de navegación del usuario o las búsquedas que realiza en servidores. Las técnicas más avanzadas permiten registrar los movimientos que realiza el usuario a través de la página web con el ratón, examinando en que partes de la pantalla se detiene por más tiempo. Por otro lado, los desarrollos de software para dispositivos, como por ejemplo JavaScript o Flash, facilitan la implementación de procedimientos para recoger información muy concreta del dispositivo, como por ejemplo el modelo de navegador, tipo y versión de sistema operativo, resolución de la pantalla, arquitectura de procesador, listas de fuentes de texto, plugins o dispositivos instalados, direcciones IP, etc. La combinación apropiada de toda esta información permite confeccionar una suerte de huella digital única del dispositivo que lo singulariza y, por lo tanto, diferencia de forma univoca a cada usuario de internet”.
El propósito de toda esta recopilación de información es la publicidad. Tal y como recoge el estudio de la AEPD, «actualmente, el modelo que subyace tras la mayoría de los servicios web se basa en prestar un servicio de forma totalmente gratuita, a cambio de la monetización de los datos recopilados de los usuarios».

¿Cómo puedes protegerte?

La navegación en modo privado o en modo anónimo no sirve ante la recolección de la huella digital, lo mismo pasa con las VPN, que pueden encubrir parte de la información pero dejan a la vista la relacionada al dispositivo y sus características.

Existen herramientas que permiten camuflar la huella digital. No obstante, estas resultan «complejas para un usuario común, dificultan la navegación en Internet y tienen una efectividad limitada», lamenta el regulador de privacidad español. La más efectiva, pese a que la AEPD apenas la menciona en una línea del estudio, es el navegador Tor: «Enmascara la huella del terminal cuando se accede a Internet», se limita a exponer.

Puedes consultar el informe de la AEPD en nuestro apartado de Guías, y si quieres ganar en protección, en Polaris podemos ayudarte a que asegures que el producto no seas tu.